Dermaroller, Tratamiento estético para mejorar la apariencia de la piel

140.00 Bs.

El uso del dermaroller es ideal para el tratamiento no quirúrgico y no ablativo de varias afecciones de la piel, tales como envejecimiento (arrugas, estrías), cicatrices (acné, cirugía, heridas antiguas) y problemas de pigmentación.

Es un dispositivo con 540 agujas de titanio.

Puedes comprarlos en esta pagina web o si prefieres realizar tu pedido por whatsapp al 75980807, donde te atenderemos personalmente.

Descripción

El Derma-roller es un dispositivo manual que consiste en un mango con una rueda en la que van insertadas varias mircro- agujas. Al deslizarse por la piel, esta misma provoca la dermo-abrasión, y al mismo tiempo, crea canales en la capa córnea que facilitan la entrada de principios activos, además de favorecer considerablemente la producción de colágeno y elastina.

¿Cómo es posible que un dispositivo tan simple y al alcance de todos favorezca a la producción de colágeno y elastina? 
La razón es la siguiente… La piel cuando se ve atacada se pone a fabricar nueva piel, y para ello produce grandes cantidades de colágeno y elastina. La interpretación que la piel hace cuando se pasa el Dermaroller es que está siendo agredida y se defiende fabricando nueva piel, y para fabricar nueva piel, ha de producir mucho colágeno y elastina, así que se activa el estimulo de producción para hacer frente a la agresión.

  Modo de empleo; ¿Cómo se emplea? 

El rodillo ha de pasarse presionando un poco para que las agujas no sólo hagan su trabajo dermo-abrasivo, sino que abran también esos canales que dejen pasar los principios activos. Se harán 10 pasadas por cada zona haciendo rodar el rodillo de izquierda a derecha (10 veces), de arriba a abajo (10 veces) y en diagonal (10 veces).

Una vez pasado el dermaroller por todas las zonas de la piel, es recomendable que sin deslizar el rodillo sino manteniéndolo en zonas concretas, se presione con él sobre la piel para que haga esos «micro-agujeritos».

Las pieles muy sensibles deberán pasar el rodillo con más suavidad e ir aumentando la presión conforme se pueda en siguientes sesiones. Esta técnica puede resultar agresiva en aquellas pieles muy sensibles por lo que se ajustará la presión y número de pasadas en función de cada piel. En ocasiones se hace necesaria la utilización de una crema anestésica, de venta en farmacias.

En función de la longitud de las agujas estará destinado a una función u otra. Por ejemplo, los dermaroller cuyas agujas tienen una longitud de 0.25 mm a 1 mm se usan para el rostro; si las agujas tienen una longitud mayor, su uso es a nivel corporal para tratar estrías, manchas, flaccidez localizada…