Kit de estampado profesional de uñas. 25 piezas

245.00 Bs.

Kit completo para el sellado o estampación de uñas de forma profesional.

Este kit contiene:

  • 1 mantel de silicona grande
  • 4 placas metalicas con diseños
  • 1 estampador grande de silicona
  • 1 estampador pequeño de silicona
  • 1 puntero fino
  • 2 pinceles liner
  • 1 lima profesional 100/180
  • 1 lámina de látex plano
  • 10 bolsas de tachas diferentes modelos
  • 1 pegamento

Click para enviar tus preguntas por whatsapp:  http://bit.ly/whatsvpb

Descripción

La gran ventaja del estampado de uñas es que todo el mundo puede hacerlo, no es necesario saber dibujar ni tener mucha destreza. Es un procedimiento mecánico que se va puliendo con la práctica.

6 consejos para que tu estampación sea perfecta.

1. ELIGE BIEN EL ESMALTE

No todos los esmaltes sirven para la estampación. Las principales marcas comerciales han sacado esmaltes especiales para este uso, pero seguro que en casa tienes opciones que te pueden valer. Tienes que utilizar aquellos que sean más espesos y más cubrientes, ya que de otro modo no se fijarán. Los colores oscuros son los que más te valdrán para que tu diseño quede perfecto.

2. DEMASIADA TINTA EN LA PLACA

Un error muy común es querer poner mucha tinta en el diseño que hemos escogido. Es habitual cargar el pincel y pasar varias veces sobre el dibujo. Con esto lo que conseguimos es que se seque la capa que está más abajo y al retirar con el stamper o la tarjeta ya no se adhiere al sello. Trabaja segura pero con rapidez. Una sola pasada con el pincel y rápidamente la tarjeta para limpiar. De esta forma, se quedara fijado el dibujo perfectamente.

3. PASAR MUCHAS VECES EL STAMPER

Como hemos comentado antes, la rapidez es esencial si quieres que el dibujo se impregne en el sello. La tarjeta o stamper solo hay que pasarlo una vez, de forma rápida y decidida. Si lo pasamos varias veces con la idea de que quede bien delimitado el dibujo, lo único que conseguimos es que el esmalte se seque dentro y ya no impregne el sello.

4. EL ÁNGULO DEL STAMPER

Este puede ser, sin duda, el error más común y el que crea más frustración a todos los principiantes. El ángulo al que debemos poner el stamper o tarjeta debe ser de 40 o 45 grados. Es muy habitual ponerlo casi recto con el diseño, es decir, a 90 grados, y de esa forma se retira demasiada cantidad de producto y no conseguirás que se adhiera al sello. Inclina más la tarjeta y verás como te queda mucho mejor.

5. LA PRESIÓN JUSTA CON EL SELLO

Ejemplo de estampación de uñas

Ya tenemos el dibujo con el esmalte y hemos pasado el stamper. Pues ahora hay que presionar levemente el sello de silicona. Un error muy común es apretar y dejarlo unos segundos para que el diseño se adhiera. Eso no es necesario. Es más, si aprietas mucho verás como la tinta se seca y no consigues que el sello recoja nada. Debes posar el sello, apretar muy suave y rápidamente quitarlo. Ya tienes el dibujo fijado en el sello y puedes estamparlo en la uña. Como ves, la rapidez en el proceso es la clave de una buena estampación.

6. LA LIMPIEZA DE LA PLACA

Después de cada uña, la placa y todos los utensilios han de limpiarse muy bien. Uno de los fallos de que no se fije el dibujo es que la placa aún tenga residuos. Ya sabes cómo hacerlo: si es metálica con acetona pura y si es una acrílica con quitaesmalte sin silicona. La tarjeta o stamper también se debe limpiar después de cada uso. Y el sello, muy fácil, utiliza cinta adhesiva para retira los restos de esmalte que puedan quedar. Nunca utilices para el sello acetona, ya que dañarías la silicona y no lo podrías volver a utilizar.